CONOZCA LAS LÁMINAS AL DETALLE

Cómo funcionan las láminas para ventanas

Las láminas para ventanas son láminas de poliéster autoadhesivo que se aplican a las superficies de cristal. Se utilizan como “modernización” de los cristales existentes en automóviles, casas y edificios comerciales para mejorar el control solar, la seguridad y la apariencia.

La radiación solar se divide en 3 componentes: la luz visible que podemos ver, la infrarroja, la cual sentimos como calor, y los rayos ultravioleta, los cuales son invisibles. Cuando la radiación solar golpea una pieza de cristal, la lámina para ventanas actúa como un “bloqueador solar” para bloquear los dañinos rayos UV, y regula los niveles de calor y luz que pasan a través del cristal. La cantidad de luz y calor rechazada depende del tipo de lámina para ventana seleccionado.

Los siguientes son tipos comunes de láminas para ventanas: las láminas no reflectantes o tintadas principalmente absorben la energía solar; las láminas reflectantes o metalizadas que absorben y reflejan la energía solar, y las láminas de nano/cerámica, las cuales usan compuestos de tecnología avanzada para proporcionar un alto rendimiento.

2.Cuidados y mantenimiento

Después de colocar una lámina para ventana, es muy común ver un aspecto ligeramente brumoso y/o pequeñas bolsas de agua. Esto forma parte del proceso de adherencia del adhesivo llamado “endurecimiento”. En función del tipo de lámina y las condiciones meteorológicas, el endurecimiento total de la lámina puede tardar hasta 30 días. El proceso de endurecimiento es lento porque el agua restante empleada en la instalación se debe evaporar a través de la lámina. Las láminas sputtered y las de alta seguridad son las​ que más tardan en secarse; además, estas son las que necesitan más tiempo para que desaparezca el aspecto brumoso.

Una vez que la lámina se haya secado y endurecido, se podrá limpiar la lámina sin ningún problema. El mejor limpiador es una simple solución de agua con un poco de jabón. Limpie la ventana y después séquela con movimientos superpuestos con un escurridor como si estuviese limpiando el exterior de las ventanas de un coche. También puede limpiar la superficie de la lámina con cualquier limpiador para vidrios de intensidad estándar. Los productos con amoniaco no dañarán la lámina si se usan en cantidades razonables y si no deja que la lámina quede empapada. No utilice productos de limpieza abrasivos, limpiacristales de uso industrial ni ninguna otra herramienta de limpieza de ventanas que pueda rayar la lámina para ventanas. No olvide que la superficie de la lámina tiene un revestimiento resistente a arañazos pero no es un revestimiento a prueba de arañazos.

3.Cómo afecta la lámina para ventanas al cristal

El cristal se ha diseñado para actuar como una barrera contra los elementos exteriores (tales como el viento, la lluvia y la nieve), al tiempo que ofrece una vista natural del mundo exterior. Cuando la energía solar o la luz del sol, compuesta de calor, luz y rayos UV, golpean una ventana sin tratar, casi el 90 % de la energía pasa a través del cristal.

Por lo contrario, después de aplicar la lámina de control solar sobre el cristal se puede bloquear casi el 80 % de la energía solar. Los tintes, metales o nanotecnología especiales dentro de la lámina actúan como una barrera de la energía solar ya que absorben o reflejan un porcentaje de la energía para que no pase a través del cristal.

El nivel de absorción y reflectancia depende de la estructura de la lámina. Las láminas tintadas no contienen metal y se considera que son no reflectantes porque solo absorben la energía solar. No son tan efectivas en cuanto al control de calor solar y luz pues no proporcionan reflectancia solar. Por otro lado, las láminas metalizadas o nano proporcionan absorción y reflectancia solar. Estas láminas ofrecen un control solar considerablemente mejor porque sus características de construcción controlan el calor y la luz que pasan a través de la superficie del cristal.

Consulte con un profesional de Johnson Window Films para descubrir las mejores láminas que se adaptan a sus necesidades.

4.Variedad de usos

Una de las principales razones por la que la gente elige instalar láminas para ventanas es que buscan controlar los efectos negativos del sol tales como el calor, los reflejos, los rayos UV y la decoloración. Al minimizar el calor, la lámina para ventanas puede reducir los gastos de aire acondicionado y aumentar la comodidad en el coche, hogar y oficina. La reducción de la luz cegadora ayuda a mejorar la visibilidad y reducir la fatiga visual. Al rechazar los rayos UV, la lámina para ventanas ayuda a proteger su piel y ojos, y ralentiza la decoloración del mobiliario interior, alfombras, obras de arte y otras pertenencias de valor. Existe una variedad de tonos o colores de láminas para ventanas que pueden mejorar el aspecto de las ventanas de un coche, y complementar el diseño de una casa u oficina. La lámina para ventanas también puede proporcionar mayor privacidad. Los accidentes con cristal pueden crear situaciones peligrosas, especialmente en los hogares con niños. La lámina de seguridad retiene eficazmente los cristales rotos, por lo que reduce considerablemente la posibilidad de lesiones. Las láminas protectoras Trident™ están disponibles para ayudar a prevenir el vandalismo y los robos. A pesar de que no pueden evitar por completo que alguien rompa el cristal, el espesor de la lámina hace que sea más difícil y requiere más tiempo para romper el cristal. El reemplazo de cristal antigrafiti es costoso. Muchos propietarios de edificios comerciales eligen láminas desmontables antigrafiti para proteger los cristales de los daños causados ​por el grafiti y grabados. Otros usos comerciales incluyen: vitrinas, cabinas de baño, espejos, puertas de ascensor y la mayoría de las superficies no porosas. Hable con su especialista local de Johnson Window Films para encontrar el estilo adecuado para sus necesidades.

5.“Mito frente a realidad” de las láminas para ventanas

Mito: La lámina para ventanas impedirá al 100 % la decoloración de los muebles en el interior.

Realidad: Aunque la lámina para ventanas contribuye considerablemente a reducir la decoloración causada por los dañinos rayos UV (bloquea el 99 % o más), el calor solar (reduce hasta el 82 %) y luz visible, no puede eliminar al 100 % los efectos deteriorantes del sol. La lámina para ventanas es una solución eficaz para reducir la decoloración en comparación con un cristal sin lámina.

Mito: La lámina para ventanas arruinará la vista

Realidad: Aunque una lámina oscura o reflectante puede reducir la visibilidad si se mira desde afuera hacia adentro de un coche, casa u oficina, no es lo mismo cuando se mira desde adentro hacia afuera. Esto se debe a la agudeza visual con la que el ojo humano se ajusta a la cantidad de luz que recibe, lo que le permite ver el exterior, incluso con transmisión de luz reducida.

Mito: La lámina de seguridad resiste las balas y los huracanes

Realidad: Muchas empresas aseguran que la lámina para ventanas de seguridad protegerá el cristal de fuerzas extremas como huracanes e, incluso, balas. Las pruebas utilizadas para promover estas declaraciones a menudo se realizan con cristal con ½ pulgada de grosor y varias capas de láminas de seguridad – es decir, bajo situaciones poco comunes. En general, el grosor de la mayoría de los cristales instalados varía entre 1/8 pulgada hasta ¼ de pulgada.  No existe una lámina para ventanas que pueda detener una bala en un cristal estándar. Además, la expresión “a prueba de huracanes” es totalmente errónea. Si un huracán puede arrancar un tejado, es lógico que también pueda destruir una ventana de cristal. Las láminas para ventanas de seguridad están diseñadas para reducir las lesiones y los daños al retener el cristal en una sola pieza después de romperse.

Mito: Todas las láminas para ventanas de automoción son ilegales

Realidad: Las leyes varían de un estado a otro y de un país a otro. En los EE. UU., las láminas para ventanas están prohibidas en el parabrisas delantero, pero está permitido llevarlas en las ventanas laterales traseras y el parabrisas trasero. La cantidad de transmisión de luz permitida varía según las leyes estatales. Muchos países permiten las láminas para ventanas en todas las ventanas del coche, siempre y cuando se cumplan ciertos estándares de transmisión de luz. Hable con su profesional de Johnson Window Films para mantenerse dentro del marco legal.

Mito: Cualquier persona puede instalar las láminas para ventanas

Realidad: La instalación de las láminas para ventanas puede parecer relativamente fácil; sin embargo, hay numerosas circunstancias que pueden provocar una instalación poco profesional. Es muy fácil que la lámina se contamine con suciedad, polvo o pelo, lo que arruinaría la lámina y la experiencia satisfactoria. Un instalador profesional tiene experiencia en las técnicas de preparación e instalación adecuadas para prevenir la contaminación u otros problemas con la lámina, y asegurar una instalación de calidad.

faceprotec

2do--post-protec